My Page Pet


pYzam Page Pets
FreeFlashToys Page Pets

4 de agosto de 2011

De pornografía y otros menesteres




El término pornografía procede del griego πορνογραφíα (porne es "prostituta" y grafía, "descripción", es decir, "descripción de una prostituta"). Por tanto, en sentido estricto designa la descripción de las prostitutas y, por extensión, de las actividades propias de su trabajo. Hay que decir, sin embargo, que el término es de aparición muy reciente, pues en la Antigua Grecia nunca se usó la palabra "pornografía". Modernamente se entiende por pornografía todos aquellos materiales, imágenes o reproducciones que representan actos sexuales con el fin de provocar la excitación sexual del receptor.


El otro día chismoseando por el face, me encontré con el tema de la equidad y la pornografía, la pregunta era: ¿porque hay "revistas para caballeros" de mujeres desnudas y no "revistas para damas" con muchachos buenones encuerados?

En un principio se pusieron ejemplos como la COSMOPOLITAN que en ocasiones tiene fotos de güeyes pero nunca con desnudos frontales, después se cuestiono la revista de play girl que fue un fracaso de ventas, y por último aquellas revistas hechas por y para gays en donde si hay desnudos pero en donde nunca aparecerá una mujer en el horizonte. (Curiosamente este tipo de pornografía en ocasiones es preferida por las lesbianas porque la pornografía buga da hueva, es inverosímil y altamente misógina)

En general la discusión se centro en por qué no hay revistas como la H pero para mujeres heterosexuales, hubo quien dijo que por pudor y quien contesto que no tendría problemas para comprarlas, luego salió el peine de la cultura y la educación machista blablabla y misógina en donde se inhiben los impulsos sexuales de las mujeres, y en donde estamos acostumbradas a mirar mujeres semidesnudas pero hombres no y, aunque el graffiti mas recurrente suele ser un pito, nunca veremos pitos reales y grandes en la calle porque los hombres pueden llegar a asustarse por ver penes reales si no tienen determinados centímetros.(será? Pues no son ellos los que ven más pornografia?? Y no es allí es donde salen los güeyes con los pitos mas grandes?mmm)

Por otro lado hubo comentarios en cuanto que en realidad es que somos diferentes, porque la mujer no es tan “visual”, y necesita de sus otros sentidos (capacidades quinestésicas.)

Obviamente el tema da para mucho más, y reflexionando sobre varios puntos puedo decir:

Primeramente no hay que generalizar en ningún punto, peeeero…

· Yo no se, pero a veces pienso que esto de imitar a los hombres en pos de la equidad no es tan cool, es decir, no es que sea mojigata, esta bien que haya igualdad y que tengas el derecho de comprar toda la pornografía que quieras pero, de por si no es nada cómodo ir en el metro viendo la gente con su periódico abierto en la página de la vieja buenota, escudándose con el pretexto de que están leyendo las noticias, como para que ahora también podamos “disfrutar” de las pollas de los porno stars del momento; independientemente que los güeyes se espanten o peor se pongan en una actitud mas libinidosa por que seguramente si eres mujer y vez pornografía es por que andas caliente y aflojas con quien sea WTF? Como que para mi gusto un lugar para cada cosa no?

· A muchas mujeres aunque les guste ver pornografía no les satisfacen las tomas, las posiciones, las actitudes, o las formas de tener o aparentar tener relaciones descritas en las películas y/o revistas, por eso el nuevo género de porno hecho por mujeres para mujeres se lo llama posporno, y tiene como principal característica que los encuentros sexuales tienen un contexto, hay un antes y un después.

· Muchas mujeres ven pornografía en pareja, esto no quiere decir que una revista para mujeres tenga necesariamente que gustarles a ellos como a nosotras no necesariamente nos gustan las suyas. Aparte como que las mujeres se centran en mas de 2 áreas para ver y pues como que el pene tampoco es la gran cosa aunque no dudo que haya mujeres que les excite verlos.

(Inserte aquí breviario lenchil) ya se ya se somos lenchas nos gustan algunas, de estas revistas, pero por allí también leí que en ocasiones el cerebro de las lechas puede parecerse un poco al de los hombres heterosexuales, solo un poco, de hecho en un estudio hecho a jóvenes transexuales en transición se pudo observar mediante diversos test que una mujer que cambia a hombre contesta ciertas preguntas como mujer pero las hormonas y demás hace que al final del proceso conteste como hombre. (o sea no me vengan con que no hay diferencias)

En los hombres, la estimulación visual conlleva a la excitación sexual, y con esa reacción de excitación viene un deseo de obtener un orgasmo. En ese sentido, la excitación y el deseo están relacionados de manera cercana, y es una de las razones por las que el Viagra ha tenido tanto éxito entre los hombres: dale una erección a un hombre y básicamente quiere usarla. En hombres, la pornografía inicia el “circuito sexual” muy rápidamente.


Eso no quiere decir que las mujeres no respondan visualmente, o que esa estimulación no las lleve a la excitación genital, pero esa excitación no siempre detona deseo en las mujeres como lo hace en los hombres.


El uso de pornografía, para los hombres muchas veces describe una falta de premeditación. Por ejemplo, un tipo puede estar en su computadora, viendo su sitio de deportes favorito, cuando sale una publicidad con una mujer sexy en bikini y ¡bang!, cuando te das cuenta llevas cinco minutos navegando en sitios porno desde la red de tu oficina.


Con las mujeres, sin embargo, el uso de pornografía o su deseo/decisión de tener un orgasmo suele ser menos oportunista. Una mujer puede ver algo súper sexy, y lo reconoce como sexy e incluso excitante, pero eso no significa que ella vaya a detener lo que esté haciendo para estimularse y tener un orgasmo.


A un nivel más sociológico, a generaciones de mujeres se les ha dicho que la pornografía es perversa: que explota, vuelve en objetos a las mujeres y las degrada, y que una mujer que disfruta de ver pornografía es una traidora a su género. Algunas todavía creerán que es cierto, (y hay muchas mujeres que se sienten incómodas con la pornografía), pero también hay muchas mujeres que están en desacuerdo y que ven a la pornografía como una forma inocua de un escape erótico, que es una decisión personal y no hay gran problema.


Adicionalmente, muchas mujeres han afirmado que la pornografía, hasta hace poco, nunca fue creada con clientas femeninas en mente; que la pornografía fue diseñada para llamar la atención de los hombres y carecía de elementos más orgánicos a la sexualidad femenina como juegos amorosos, intimidad e historias eróticas. http://blogs.cnnmexico.com/expediente-medico/2011/04/29/%C2%BFa-las-mujeres-les-gusta-el-porno-tanto-como-a-los-hombres/

En el supuesto que se quisiera hacer una publicación de corte erótico pensada en mujeres heterosexuales, se tendría que retomar lo dicho con anterioridad haciendo posiblemente que el resultado sea una tipo de publicación nueva, en donde se ponga mucha mas atención en los ambientes o se incluyan textos para empezar una fantasía, y/o que también contara con fotos meramente artísticas que aunque mostraran sus atributos no necesariamente fueran “vulgares”.
Aunque se podría jugar con el concepto de hombre como objeto es algo complicado, pues mas allá de jugar con el vestuario y/o con los clichés de las dominatriz es difícil denotarlo y quien sabe si es una fantasía muy generalizada entre las mujeres heterosexuales. Seguramente no estaría llena de imágenes de mujeres con la cara llena de semen.

Una publicación de este estilo no se vendería en cualquier puesto de revistas de la esquina, ya que seguramente seria elevada al rango de producto artístico, coleccionable o algo así, porque seamos realistas por lo pronto, por ahora no a toda mujer heterosexual le ingresaría, pensemos en los diferentes niveles socioeconómicos, culturales y las diferentes edades, por otro lado seguramente tendría que contar con artículos diversos serios e interesantes y poder aplicar la que aplicaban los hombres por muchos años – Compro la play boy por los artículos ¡ jaja

Quien sabe quizás es falta de visión, de conceptualización o de un buen marketing, de encontrar el público objetivo, o de creatividad, tal vez las mujeres no seamos tan fetichistas específicamente a lo referente con comprar, almacenar o coleccionar pornografía como que ya que lo viste no sabes que hacer con ella y no por que alguien te diga algo (o tal vez si) sino como que caduca, quizás seamos mas de algo efímero como lo es el Internet.

Y ustedes que piensan?,Les gusta el porno? De que tipo? Con que frecuencia? Es todo cultural? O va mas allá?

1 comentarios:

Polilla dijo...

A mi personalmente me pasa algo loquisimo, realmente no me preocupa pero me pone mas de "humor" ver porno gay que ver porno hetero...y cuando me refiero a gay me refiero a hombre-hombre.
Igual es un tema que charlo con amigas les, y ellas en su mayoria prefieren el porno hetero; para que vean hasta donde llega el inconciente que te crea la sociedad de que esta bien tener relaciones sexuales hombre - mujer.

Sim Pets

Libro de visitas

tutts

add