My Page Pet


pYzam Page Pets
FreeFlashToys Page Pets

21 de junio de 2013

Glee The Scientist Subtitulado Español


20 de junio de 2013

Enredos




A veces se,
A veces creo que sabes,
A veces intuyo que sabes, que se
A veces intuyo que sabes, que se, que sabes.


y seguimos aquí...

13 de junio de 2013

Oda a la mediocridad


Soy mediocre porque decidí no empeñar mi vida en un trabajo que me esclavizara aunque fuera algo que me gustara. Soy mediocre porque trabajo pocas horas y gano poco dinero, porque me he acostumbrado a desear relativamente pocas cosas.  Soy mediocre porque me basta con poder de vez en cuando algún pequeño gusto.

Soy mediocre porque no me interesa tener un auto, o una casa, no me interesa el último modelo de celular o la ropa de marca, en general las cosas esclavizan y su tenencia se convierte en una co-dependencia absurda y en la atrofia de nuestras propias capacidades y lo que aparentemente nos facilita la vida hace precisamente que dejemos de vivir de a poco,  además de que al entrar en este “estilo de vida”,  la propia vida no es suficiente para conseguir los medios para tener todo esto.

Soy mediocre porque nunca he aceptado tener demasiadas responsabilidades, como bienes  materiales, una jefatura o un hijo, llegue sin nada y sin nade he de irme, quien quiera hacerme caso que lo haga por que quiere, no porque tenga que hacerlo y mi trascendencia si es que eso es posible en este diminuto mundito,  no depende de un acto tan vulgar como el de tener un hijo, solo para reconocer mis facciones en otra vida y ver cómo crece, hay demasiadas vidas que puedo observar y ver crecer sin tener que llamarlos “familia”.

Soy mediocre porque hay pocas cosas importantes y en verdad a casi nadie le importan porque están entretenidos con las cosas vanales.

Soy mediocre por no querer ser la mejor, porque los trofeos, las medallas, los diplomas y los reconocimientos, no son más que objetos insignificantes, de materiales que en el mejor de los casos son absurdamente valorados, avalados por personas que difícilmente me conocen o que me califican según parámetros cuantitativos absurdos. Hago las cosas porque lo siento, porque es necesario, porque me gusta pero no me interesa el reconocimiento ajeno.

Todos lo queramos o no estamos instalados en una absoluta mediocridad, en la situación ideal, podemos estar mejor, pero podríamos estar  peor, siempre hay alguien más ó menos rico, inteligente, feliz, poderoso etc. y por más que nos esforcemos o nos dejemos de esforzar seguirá  así, un poco más arriba o más abajo.

Hay tan pocas cosas en verdad necesarias pero el sistema nos hace creer que necesitamos todo lo que el propio sistema provee y al mismo tiempo todo es tan permanentemente  obsolescente. Vivimos en una carrera que nunca termina sin detenernos a pensar porque corremos o si en verdad nos conviene correr o salirnos de la pista.

Soy tan mediocre que ni siquiera defiendo una religión pues ciertamente ninguna me convence.

1 de junio de 2013

La vida da muchas vueltas


De que Dios dice a dar, da a manos llenas aunque sean puras penas…

En resumen ya no tengo carro, lo cual me llena de sentimientos encontrados (muchos)

Tristeza: porque la situación en las calles cada día está peor y la ineptitud de la autoridad es abrumadora, la burocracia sorprendente y la falta de sensibilidad increíble, porque ya no hay una división entre delincuencia y servidores públicos y el dinero es el único lenguaje que reconocen, porque no se dan cuenta cómo una acción afecta a tantas personas.

Impotencia: Porque no hay nada que hacer y porque seguramente habrá que desembolsar dinero para cualquiera que sea la solución al problema, pero al mismo tiempo no se que procede después de eso

Indiferencia: Porque ciertamente yo ni ocupaba el auto, a pero eso si que en el papelito este tu nombre como jode.

Asombro: Al darme cuenta como la palabra de la personas cada vez vale menos y a las personas que menos piensas que le pueden afectar tus desgracias, resulta que algún poder sobre humano les dio mágicamente una vela en el entierro, tienen voz y voto y más… y les duele más que a uno porque ya contaban con “eso”.

Indignación: Porque es muy fácil abrir la boca para conjeturar una serie de locuras  que parecen salidas de una telenovela del canal donde te estrellas, con tal de no cumplir lo que prometieron

Rabia: Porque la buena onda de la gente es inversamente proporcional a los favores que te puedan sacar y a veces solo si sienten que tienen ventaja es cuando se dicen tus amigos.

Tranquilidad: porque nunca estuve del todo conforme con el pinche juguetito, que se vuelve un gasto permanente.
 
Por lo demás las cosas siguen igual, y ni para cuando cambien lo que me hace pensar si en verdad debería de hacer algo al respecto de manera permanente

 

 

 

Sim Pets

Libro de visitas

tutts

add