My Page Pet


pYzam Page Pets
FreeFlashToys Page Pets

29 de julio de 2013

Tesis, el reconocimiento es fútil

Hola, se que tengo muchas cosas que escribirles antes de postear sobre este tema que aparentemente ni al caso pero a veces así pasa y tan solo quiero sacarlo del pecho...
 

Desde pequeños a la mayoría se nos condiciona a recibir recompensas por hacer, lo que de hecho debemos hacer, algo así como, propinas de la vida cotidiana.

La estrellita en la frente, el dinero en domingo, el premio por una buena calificación, el regalo de navidad por según portarse bien, el cuadro de honor, etc., cosas que nos condicionan y de a poco nos convencen de que de alguna manera somos mejores que los demás.

Para los que siempre nos portamos bien y nunca esperamos recompensas de más, eso no vale nada,  pues el reconocimiento venido de la gente que realmente no nos conoce no vale, es parte de un sistema hipócrita de acciones repetitivas y tradiciones anquilosadas, que se lava en salud con algún pedazo de papel o un pedazo de metal, sin importarle realmente la historia de quien lo gano, porque en general es como el premio que se le da a un cachorro por dejar de hacerse pipi en el tapete, por otro lado el reconocimiento de la gente que nos conoce, pero que nos reconoce solo porque tiene un beneficio ulterior tampoco es mejor, te lavan el coco, te dicen lo que quieres oír para que sigas haciendo lo que les conviene o lo que no quieren o no pueden hacer  y si eres lo suficientemente bueno, hasta pueden soportar y solapar todos tus defectos y tonterías.

Además por si eso fuera poco, conceptos como confianza, lealtad, responsabilidad, amistad, compañerismo y compromiso son tergiversados para hacernos sentir excluidos o integrados, superiores o inferiores, buenos o malos, eficientes o ineficientes, haciéndonos competitivos pero no necesariamente competentes y empeñar la vida en el intento por complacer todas estas expectativas conformadas por una simbiosis enfermiza, por un toma y daca de eternos “me debes y te debo”, sin importar mucho el deber original y a costa de todo.

A lo largo de la vida esos falsos reconocimientos, trofeos, medallas, placas en algún edificio, notas en algún periódico etc., se olvidan y a través del tiempo solo nos sirven como suvenires de nuestra propia vida, recuerdos arrumbados o exhibidos en algún lugar para ver lo que fuimos y darnos cuenta de todo lo que invertimos para conseguirlos, para que de todas maneras llegue el día en el que a nadie le importe un pepino.

De qué sirve tener un papel que diga que somos los mejores si tarde o temprano eso va a caducar, de que sirve creer que somos indispensables porque alguien más lo diga o por mera arrogancia si a la menor provocación y por cualquier viento en contra mas allá de las palabras, te das cuenta de que en el fondo, eso no es cierto, porque realmente todos somos desechables cuando ya no somos útiles y a la hora de ponernos la pijama de madera, nos vamos sin nada; sin más, la vida sigue y el mundo sigue girando.

La sociedad nos decepciona una y otra vez, y cada vez menos gente hace las cosas sin esperar nada a cambio, por el simple hecho de que es nuestro deber o por sentirse bien con uno mismo y de manera integral,  el único reconocimiento que importa es aquel que es silencioso, una sonrisa, un gracias, un te ayudo, tocar una vida para bien, momentos en familia cosas así.
 
La vida es mucho mas que una eterna competencia
 

21 de junio de 2013

20 de junio de 2013

Enredos




A veces se,
A veces creo que sabes,
A veces intuyo que sabes, que se
A veces intuyo que sabes, que se, que sabes.


y seguimos aquí...

13 de junio de 2013

Oda a la mediocridad


Soy mediocre porque decidí no empeñar mi vida en un trabajo que me esclavizara aunque fuera algo que me gustara. Soy mediocre porque trabajo pocas horas y gano poco dinero, porque me he acostumbrado a desear relativamente pocas cosas.  Soy mediocre porque me basta con poder de vez en cuando algún pequeño gusto.

Soy mediocre porque no me interesa tener un auto, o una casa, no me interesa el último modelo de celular o la ropa de marca, en general las cosas esclavizan y su tenencia se convierte en una co-dependencia absurda y en la atrofia de nuestras propias capacidades y lo que aparentemente nos facilita la vida hace precisamente que dejemos de vivir de a poco,  además de que al entrar en este “estilo de vida”,  la propia vida no es suficiente para conseguir los medios para tener todo esto.

Soy mediocre porque nunca he aceptado tener demasiadas responsabilidades, como bienes  materiales, una jefatura o un hijo, llegue sin nada y sin nade he de irme, quien quiera hacerme caso que lo haga por que quiere, no porque tenga que hacerlo y mi trascendencia si es que eso es posible en este diminuto mundito,  no depende de un acto tan vulgar como el de tener un hijo, solo para reconocer mis facciones en otra vida y ver cómo crece, hay demasiadas vidas que puedo observar y ver crecer sin tener que llamarlos “familia”.

Soy mediocre porque hay pocas cosas importantes y en verdad a casi nadie le importan porque están entretenidos con las cosas vanales.

Soy mediocre por no querer ser la mejor, porque los trofeos, las medallas, los diplomas y los reconocimientos, no son más que objetos insignificantes, de materiales que en el mejor de los casos son absurdamente valorados, avalados por personas que difícilmente me conocen o que me califican según parámetros cuantitativos absurdos. Hago las cosas porque lo siento, porque es necesario, porque me gusta pero no me interesa el reconocimiento ajeno.

Todos lo queramos o no estamos instalados en una absoluta mediocridad, en la situación ideal, podemos estar mejor, pero podríamos estar  peor, siempre hay alguien más ó menos rico, inteligente, feliz, poderoso etc. y por más que nos esforcemos o nos dejemos de esforzar seguirá  así, un poco más arriba o más abajo.

Hay tan pocas cosas en verdad necesarias pero el sistema nos hace creer que necesitamos todo lo que el propio sistema provee y al mismo tiempo todo es tan permanentemente  obsolescente. Vivimos en una carrera que nunca termina sin detenernos a pensar porque corremos o si en verdad nos conviene correr o salirnos de la pista.

Soy tan mediocre que ni siquiera defiendo una religión pues ciertamente ninguna me convence.

1 de junio de 2013

La vida da muchas vueltas


De que Dios dice a dar, da a manos llenas aunque sean puras penas…

En resumen ya no tengo carro, lo cual me llena de sentimientos encontrados (muchos)

Tristeza: porque la situación en las calles cada día está peor y la ineptitud de la autoridad es abrumadora, la burocracia sorprendente y la falta de sensibilidad increíble, porque ya no hay una división entre delincuencia y servidores públicos y el dinero es el único lenguaje que reconocen, porque no se dan cuenta cómo una acción afecta a tantas personas.

Impotencia: Porque no hay nada que hacer y porque seguramente habrá que desembolsar dinero para cualquiera que sea la solución al problema, pero al mismo tiempo no se que procede después de eso

Indiferencia: Porque ciertamente yo ni ocupaba el auto, a pero eso si que en el papelito este tu nombre como jode.

Asombro: Al darme cuenta como la palabra de la personas cada vez vale menos y a las personas que menos piensas que le pueden afectar tus desgracias, resulta que algún poder sobre humano les dio mágicamente una vela en el entierro, tienen voz y voto y más… y les duele más que a uno porque ya contaban con “eso”.

Indignación: Porque es muy fácil abrir la boca para conjeturar una serie de locuras  que parecen salidas de una telenovela del canal donde te estrellas, con tal de no cumplir lo que prometieron

Rabia: Porque la buena onda de la gente es inversamente proporcional a los favores que te puedan sacar y a veces solo si sienten que tienen ventaja es cuando se dicen tus amigos.

Tranquilidad: porque nunca estuve del todo conforme con el pinche juguetito, que se vuelve un gasto permanente.
 
Por lo demás las cosas siguen igual, y ni para cuando cambien lo que me hace pensar si en verdad debería de hacer algo al respecto de manera permanente

 

 

 

22 de mayo de 2013

Maratón de fin de semana o reseña 3


Como si pasar por el centro el día anterior no hubiera sido suficiente el domingo después de almorzar unos ricos tacos de carnitas, cual chacha en domingo por la alameda, acompañe a mi mujertz a preguntar por unas cosas allá por el zócalo…

Cruzamos todo el pasaje de los libros, que tristemente no tiene librerías abiertas en domingo, saliendo por el zócalo empezamos a caminar, CAMINAMOS Y CAMINAMOS Y CAMINAMOS, preguntando y comparando, (por lo  menos esta vez no nos perdimos cosa bastante común cuando vamos por allá) y cuando habíamos hecho lo que teníamos que hacer y estábamos pensando a dónde ir , detuvimos abruptamente nuestra marcha al darnos cuenta que de unos de los balcones del Sanborns de los azulejos se asomaba una cantante de ópera interpretando varias piezas en vivo y a todo color, dirigidas a un público de transeúntes que detenían su marcha por unos minutos para escucharla y que le aplaudían soportando al mismo tiempo una bocina con música de reggaetón de un lugar al lado.

Como eso último no estaba nada chido decidimos entrar al lugar, subimos al bar y pedimos un par de cervezas, pero la cantante no estaba en esa área, así que discretamente decidí investigar y me cole a un lugar del mismo bar del otro lado de la pared un poco mas privado, en donde una docena de personas apreciaban la música a escasos metros de la cantante, dicho sea de paso las personas que allí se encontraban nos recibieron muy bien y nos regalaron un programa con las actividades del mes, allí nos enteramos que hasta cierto punto estos “recitales” son algo común en esos balcones (yo no sabía)

Fue algo lindo e inesperado estar allí, cuando volvimos a nuestra mesa la sorpresa fue que  era la hora feliz por lo que nuestro par de cervezas se volvieron 4,  nos llevaron botanitas y aprovechando comimos algo ligero, platicamos y divagamos y después seguimos nuestro camino para terminar en casa.
 
 
Como verán este fin de semana si fue entretenido y un poco diferente, ojala y todos tuvieran un poco de esto,  me encantaría que si alguien conoce de algún lugar o alguna actividad cultural interesante me dejara un comentario, ¿no sería chido formar un grupo de lenchas culturales? Habré de buscar algo así mínimo en el fb y así traerles

18 de Mayo día mundial de los Museos


18 de Mayo día mundial de los Museos

La segunda reseña del día es la de este sábado que paso.

Tristemente no pude aprovechar la mañana para ir a muchos museos porque fui con mi amortz, a ayudarle a unas cosas de su trabajo pero como nos desalojaron del lugar decidimos ver que encontrábamos…

1.- Primero fuimos al Museo Franz Mayer porque aquella es fan from hell de las orquídeas y había en éste museo una Expo/vendimia de estas flores tan singulares, vimos todo tipo de orquídeas desde las más pequeñitas hasta las más exóticas, aunque no compramos nada por temor a que los gatos se las comieran o que se acabara muriendo como el cactus que compramos en HUASCA (o sea quien mata un cactus)

En general nos pasamos un buen rato y aprovechamos para comer un bocadillo en la cafetería del museo ya que es de las pocas que tienen café del illy, en el lugar nos dieron un mapa con la ubicación de los museos principales,  en dónde decía, que por ser un día especial, habría unos camiones gratuitos distribuidos en 3 líneas para ir a los museos marcados en diferentes partes del mapa.

Salimos del museo porque nadie dentro de él nos pudo decir qué onda con los dichosos camiones, afuera vimos la fila y lo esperamos, afortunadamente logramos subir… 

2.- De allí nos fuimos hasta el MUCHO, (mundo chocolate) o museo del chocolate  que curiosamente queda no tan lejos de mi trabajo, allí aprendimos sobre el cacao, el chocolate, su preparación, sus variedades, su historia y obviamente nos tomamos un chocolate en el café del lugar.

La verdad hubiéramos querido ir a otro museo mas pero nos dijeron que ya no iban a pasar los camioncitos dichosos o que ya se había llenado el cupo para el último recorrido, apenas a las 6:00 de la tarde (siendo que supuestamente muchos museos cerrarían a las 10:00 ese día, tache por eso justamente cuando iba a bajar el transito en la ciudad).

En general una buena idea pero como toda primera vez, creo que les falto organización, digo había muchos voluntarios haciendo NADA mientras que los camiones eran muy pocos, muy lentos y nada amenos.

Creo que mejor hubieran dejado pasar gratis en el metro presentando cualquier boleto de los museos participantes y se hubieran ahorrado muchos problemas; por otro lado el mentado mapa tenía datos incorrectos, no tenia los horarios de cada lugar, ni las actividades planeadas especialmente para ese día, por lo que tratar de hacer un itinerario más o menos confiable no era posible.

Ojala y el próximo año se pongan las pilas mejor y tomen en cuenta el trafico de la ciudad, el tamaño del transporte y la cantidad de gente interesada (mucha realmente).

Todavía hay museos que quiero visitar y que espero seguir conociendo, después de todo el D.F. es la ciudad con más museos en el mundo (más de 150) y eso de ir siempre a los mismos no está nada cool.

Ojala y alguna vez nos veamos en un museo con una exposición interesante… por cierto si alguien sabe de algo déjeme un comentario no sean envidiosos con la info vale!!

 

Cuídense.

 

Sim Pets

Libro de visitas

tutts

add