My Page Pet


pYzam Page Pets
FreeFlashToys Page Pets

11 de mayo de 2011

El puente feliz



hola a todas, no estaba muerta... lo que pasa es que no he poido entrar a postear y ya se me juntaron las cosas que contar pero para no revolver lo todo prefiero dvidir cada cosa (como debe ser) esto fué lo que paso en el puente antes de semna santa ....



Y es asi como nuestras héroes emprendieron su marcha…

La misión: pasar un fin de semana poca madre, en un lugar chido con calorcito, lejos del trabajo y del smog…aprovechando el puente para vacacionar; el plan comenzó desde la mañana del

Viernes:
La encomienda era, llegar a la terminal en la noche y conseguir boletos para llegar al otro dia en la mañana, el destino Tecolutla…


Nuestra odisea comenzó al tratar de hacer reservaciones en algún hotel, pero después de más de 10 intentos abortamos la misión y la dimos como caso perdido, afortunadamente google maps tranquilizo mi alma, al mostrarme TOOOODO el pueblo, y poder observar que hay un hotel prácticamente cada 2 cuadras.


Segundo desafío: obtener los boletos del camión; después de una gran fila que nos tenía con la moral por los suelos porque mucha gente estaba siendo bateada, afortunadamente alcanzamos los tan ansiados boletos y solo tendríamos que esperar una hora y media para salir, pero la ley de Murphy asomo su cara, teníamos los boletos 42 y 43 para un camión que solo contaba con 40 lugares, WTF!!!, como chingados pasa esto????, azares del destino y la gente que tiene que arreglar los problemas con cara de pendejos haciéndose idems, fuck!!!. lo unico decente fue que nos dieron unos descuentos para usarlos la proxima vez que viajaramos.


Total que un conductor nos aseguro que él nos llevaba aunque tuviéramos que irnos hasta adelante y así fue, pero la aventura apenas comenzaba, a las 2 horas del recorrido después de mucho platicar y ya con las nalgas entumidas, el conductor nos dejo meternos a su camarote a “dormir” lo que fue inquietante y diferente, además de claustrofóbico y muy divertido.



Sábado:
Despúes de un rato llegaríamos al puerto al despuntar el sol con un nuevo amigo en la agenda de contactos, y empezar a buscar hotel, afortunadamente llegamos temprano y pudimos hacerlo para después desayunar y tomar un tour por el manglar y de allí un rol a la playa, comprar pendejadas y comer chucherías, por que como venden cosas raras en esta playa, tostadas, elotes, hot dogs y hasta hot cakes es lo típico, después de eso caminar y caminar y caminar y en la noche mucho cansancio y malestar por el sol…


Domingo:
Al otro día pasear por el pueblo y alquilar un carrito de golf, para conocer prácticamente cada una de las calles del lugar, y entonces nos entró la espinita de ir a Tajín, por aquello de la cumbre (una aventura dentro de otra, eso no se lo esperaban verdad?)

Llegar no fue tan difícil, camión a Papantla y de allí un urbano al Tajín, un tráfico del demonio y medio mundo queriendo estar allí por el equinoccio de primavera, y después de mucho caminar darnos cuenta de que ya no dejaban pasar a nadie más y que todo estaba vendido (que triste), ni hablar, el problema fue querer salir de allí, demasiada gente y muy poco transporte, todo un drama; tratar de salir literalmente subiéndonos las enaguas y sacando el dedito para que alguien nos diera aventón pero desafortunadamente un nadie quiso hacerlo, y ya cuando prácticamente nos estábamos haciendo a la idea de caminar los 12 kms de regreso a Papantla, encontrar un taxi en medio de la carretera y vacio que nos llevó de regreso justo a tiempo para tomar el camión hacia Tecolutla y decidirnos a ir al único antrejo del pueblo y acabar en la madrugada en el el veintiunico cantabar, cantando hasta sones jarochos con un wey más pedo que nada, ver el amanecer en la playa y poner pies en polvorosa cuando el hambre comenzó, ir a comer empacar las últimas cosas para regresar a casa.



Lunes:
Y otra vez estas situaciones extrañas que nos rodean, casi sin dinero y con el mismo conductor nos había traído, un accidente en la carretera y 2 horas de retraso un hambre de perro y unos tacos de gorra que nos invito el conductor (o si todavía queda gente buena en este mundo) aunque en ese momento me preocupaba mas el baño que comer, afortunadamente las dueñas del auto stop me dejaron pasar al baño de su casa.


Lo increíble del asunto es que aún a pesar de que todo lo que podía salir mal salió mal me la pase poca madre, que curioso es poder mantener una actitud positiva, cuando lo único que quieres es variar la rutina, descansar y que no te importe nada …



Y pues si volveria a ir a Tecolutla, ja!!!! aunque sea para liberar tortugas

0 comentarios:

Sim Pets

Libro de visitas

tutts

add