My Page Pet


pYzam Page Pets
FreeFlashToys Page Pets

28 de octubre de 2011

Manifiesto del porque odiar los quince años



Bueno como el post anterior me dejo meditabundeando es tiempo de despotricar con ganas, tiempo, saña y demás…




Recordarán que les comente que me chocan las fiestas de quince años (dulces dieciséis) bueno he aquí mi manifiesto del porque. Y como dice un blog vecino no es que sea antisocial pero es que no soporto a la gente…..




Punto 1.- Primeramente la fiesta en si tiene una simbología bastante patética en el sentido de que a los quince ya casi alcanzas el timbre y casi eres cancha reglamentaria (si no es que ya lo eres desde antes) y literalmente te organizan una fiesta para ponerte en una bonita vitrina y todos los gañanes “disponibles” se enteren, para que te empiezan a zorrear con ganas y casi que con permiso de tus papas.(no te vayas a quedar para vestir santos)




Punto2.- El hecho de que una familia tenga que ahorrar como enajenada años para gastárselo todo en un día y quedarse prácticamente en la ruina (y que te lo estén recordando) después de eso como que suena un tanto tonto y más, si todo fue para “comprar” un momento feliz (un momento kodak) y quedar bien con la gente que realmente ni importa porque aunque suelen ser familiares, en muchos casos ni conocen bien a la festejada o simplemente son colados que solo van a la fiesta para ponerse pedos.




Punto3.- En general todo el concepto de una fiesta de este tipo es bastante cursi, cheese y kitsch, los vestidos de pastel, los disfraces que le siguen, los inútiles chambelanes, la música en vivo poniendo un sinfín de charanga (que por cierto a los de 15 años ni les gusta), el narrador del evento, el hielo seco, la comida chafa, el alcohol más chafa, los regalos siempre son cursis.




Punto4.- Aunque las quinceañeras ilusamente todavía creen que ese día ellas son las reinas y todo mundo las admira, la verdad es que son la botana de la fiesta, TODOS, esperan a ver el ridículo de la susodicha al salir vestida de mono de pastel rodeada de media docena de pubertos calenturientos con 2 pies izquierdos y no conforme con eso de ver como se cambia una y otra vez, para la “movida” la “sexy” y la “calmada” cuchichean y se ríen burlándose de la gorda, del vestuario, de los colores, de los accesorios y de todo lo que puede ser sujeto a burla (o sea prácticamente todo el show).




Punto 5.- Los discursitos ridículos y cursiletos, y en ocasiones hasta las declamaciones mal logradas hacen que ese momento de la fiesta se vuelva insufrible para todos; para el papá que le toca hablar y para todos los que se tienen que chutar que su hija está creciendo y que ya no es un niña, bla, bla, bla, lo que da pie para empezar el vals (chale como si se bailara eso de manera común y corriente)
Punto6.-El punto de tener que bailar prácticamente con cada hombre de la fiesta porque resulta que ahora hay padrino hasta de chiles curados y de servilletas pues como que tampoco, hacen que la quinceañera sea como una fichera y en este tipo de fiestas nunca falta el compadre borracho que se quiere pasar de lanza con la quinceañera.




Punto7.- En general creo que este “magno evento” es un ensayo y preparación para el día de la boda de la chamaca, (y de promoción para lo mismo) porque con eso que casi, casi es la máxima aspiración de las mujeres que se precien de serlo pues en fin….




Por esto y un sinfín de detalles es que no me gustan las fiestas de quince años, los borrachos, las limusinas por la calle, y las fotos enormes que cubren una pared entera para que el resto de la vida no te olvides del evento, las dedicaciones de las canciones, los que ligan, los que vomitan, las calabazas, los recuerditos (por poco se me olvida) y el que al final se peleen por los arreglos de flores y hasta el último servilletero para irlos a arrumbar a algún mueble lleno de pendejadas por el estilo. (pero ese es otro post kitschoso)

0 comentarios:

Sim Pets

Libro de visitas

tutts

add