My Page Pet


pYzam Page Pets
FreeFlashToys Page Pets

13 de octubre de 2011

Vivir con miedo




No sé exactamente como empezar el post, pero pues ya se me ocurrirá algo.



El otro día iba en el metro pensando en tonterías como suelo hacerlo y en el vagón se subieron un par de turistas con toda la pinta de gringos o algo así, al parecer tomaron unas fotos y una señora preocupada le dijo a su acompañante que estaban tomando fotos, él le dijo que no se preocupara que seguramente eran turistas a lo que la señora le respondió - “es que ya no se sabe”.


Esta corta frase me hizo darme cuenta de cómo poco a poco sin darnos cuenta nos hemos acostumbrado a vivir en una psicosis constante, en un miedo indescriptible y en un estilo de vida a la defensiva lleno de múltiples maneras para no llamar la atención de los criminales.


Debemos vestirnos de acuerdo al lugar al que vamos, sin usar marcas, ni ropa nueva, ni decir de relojes, alhajas, celulares o reproductores mp3.


Debemos traer por lo menos 20 o 50 pesos a parte por si alguien osa asaltarte darle algo y evitar una chinga de perro por ser pobre y jodido.


Debemos tapar cualquier atributo que haga que a cualquier pervertido hijo de vecino le den ganas de tronarte los huesitos.


Debemos evitar, las calles obscuras, caminar con el sentido de los carros, las colonias desconocidas, traer cámaras, estuches y portafolios llamativos, tomar taxis de dudosa procedencia, salir por ciertas aéreas de ciertas terminales de metro, caminar por los camellones sin iluminación, sentarte en los asientos de los pasillos de los micros a ciertas horas en ciertas rutas, sacar dinero de algunos cajeros, sacar dinero de mas en algunos bancos, llevar mochilas en ciertos mercados, hacer o recibir llamadas al celular en ciertos lugares, comprar y pagar con billetes grandes, preguntar una dirección a la gente equivocada, no comprarle dulces a la gente equivocada, insultar a la gente equivocada, tratar de ayudar a la gente equivocada, hablar con desconocidos, contestar encuestas, llenar formularios con tus datos, y un largo etc.


Esto nos ha convertido de a poco en zombies, una sociedad muerta (de miedo) que no quiere ver nada ni hablar con nadie, que se aísla, si es lo suficientemente valiente, con unos audífonos que delatan que tienes de menos un celular o un i-pod pirata, una sociedad llena de candados y cerrojos en puertas y ventanas, con códigos y disfraces.


Y no es que a todos nos haya pasado algo, algunos todavía siguen invictos, lo increíble es como le hicimos para acostumbrarnos a este grado de estrés, esta paranoia constante de sentir que alguien nos sigue, ese sobresalto que se siente cada vez que al taxista se le ocurre tomar un atajo, o verle cara de maleante a cada persona que usa gorra o gafas obscuras, ese acostumbrarse a ver horrores en los periódicos de los puestos, en las esquinas, en los puentes peatonales, en los rincones obscuros.
Sobrevivimos encomendándonos a los miles de santos, jugando al detective y cambiando nuestras rutas y horarios, saliendo poco y en bola, siendo sencillos, volviéndonos en existenciales no alienados porque para que quiero un celular chingón si me lo van a robar o tal ropa de marca si no la puedo usar casi nunca, usando joyas de cuero, hoja lata o plástico, trayendo poco dinero respirar al cerrar detrás de uno la puerta de la casa, depa o jacal en el que vivimos.


Así es vivir al día en la jungla de asfalto, cuidándonos de todo y de todos, teniendo que pactar con los criminales para que no te chinguen tan seguido, pactar con los policías para que se aparezcan y hagan su trabajo, pactar con los franeleros para que no te chinguen el carro. Y sin embargo aquí seguimos!!!



Confiando, rezando y soñando que algún día vendrán tiempos mejores, que me retirare a vivir en un pueblito tranquilo lejos de todo y de todos para contar mis historias de la gran ciudad y extrañarla tanto y decir en mis tiempos “TODO ERA MEJOR”.

0 comentarios:

Sim Pets

Libro de visitas

tutts

add