My Page Pet


pYzam Page Pets
FreeFlashToys Page Pets

15 de junio de 2009

La vida de casada


Ya que hice un post de la “vida Loca” definitivamente tenía que hacer algo sobre la vida de casada… así que heme aquí.


Cuanto te casas o te arrejuntas con tu pareja hay cosas que cambian, hay cosas que se llegan a extrañar; cosas que se dejan y cosas que se ganan.


Lo ideal es que antes de arrejuntarte tengas un período de transición entre ser hija de familia y ser "soltera", y en lo posible tratar de vivir sola; en mi caso fue un cambio positivo, primeramente porque la relación con mi mamá se volvía cada vez más ríspida y poner distancia de por medio fue lo mejor, y después porque es un periodo en el que te das cuenta de lo fácil o complejo que resulta llevar una casa, pagar cuentas, limpiar o dejar de hacerlo, (X) es un periodo de reconocerse así mismo.


Luego, cambiar de ser “soltera” al arrejuntamiento (que era algo muy deseado por ambas) cambiaron ciertas cosas, aunque antes de que ella se decidiera a mudarse conmigo prácticamente no la pasábamos juntas, no es lo mismo.


Cuando una esta casada…
Las labores de la casa se reparten entre 2, aunque hay labores que cuesta mucho hacer o convencer que la otra persona haga, lo cual puede crear discusiones tontas; (cosas que viviendo sola no importan por que te las arreglas) nada que la negociación y la comunicación no pueda arreglar, además en palabras de mi mujer hasta las peleas son buenas dentro de una relación y no solo por las reconciliaciones sino por aclarar cosas y dejar en claro puntos de vista.


Por otro lado la convivencia constante con tu pareja hace que se conozcan más, que salgan todos los trapitos al sol y que haya más descaro o confianza para ciertas cosas,

como: decirle que le huele la boca, el sope o los pies, eructar o andar en calzones, o hasta dejar el baño apestoso, es decir nos volvemos más humanos ante los ojos de la otra persona y dejamos de intentar pareser perfectos pues nos relajamos un poco. (claro esto no quiere decir que nos tengamos que volver unas fodongazas ehh)


De repente hay una combinación ecléctica de objetos en la casa, suma de tus cosas, sus cosas y las cosas que compran entre las 2, cachapolvos de todos los lugares a donde han viajado juntas y cosas por el estilo, pequeñas cosas que le dan personalidad a la casa.


Igual te peleas por un lado de la cama, el agua de la regadera, el asiento favorito en la sala, el cojín extra, la última galleta, quien pone el siguiente CD, o el control remoto de la TV; pero vale la pena, porque de eso se trata de compartir.


La vez todos los días, duermes a su lado y es lo primero que vez en las mañanas, tienen más tiempo para platicar, planear, pasear y cosas por el estilo, ojo hay a queine ste cambio se le hace duro si esta acostumbrada a hacer y deshacer sin rendir cuentas a nadie, ya que ahora cuantas con una persona que se preocupa y te espera.


Se comparten accesorios, la ropa, los gastos, los aparatos, las mascotas, muchas cosas.

Todo cambio conlleva aspectos buenos y no tan buenos, como cuando una de las 2 tiene un compromiso familiar y la otra todavía no es bien recibida, o si llega a haber reclamos sobre los gastos o el tiempo, extrañar la comida de mamá o ya no poder disponer de todo tu dinero para tus “vicios”. (dependiendo de la situacion económica entre las 2)


Pero pues lo valoras cuando te emociona que alguien te este esperando, cuando llegas a tu casa, o estar esperándola y saber que ya viene en camino, una de las mejores cosas es que ya no hay mochila que hacer para irse a quedar a su casa y no hay despedidas para verse la proxima vez.


Casarse es también tener un lugar propio para hacer reuniones sin que te digan nada, aunque tengas que limpiar todo cuando la fiesta acabe, es tener nuevas responsabilidades, es un paso importante que no debería tomarse a la ligera ni darlo en falso, es algo bueno mientras haya respeto, armonía y una buena convivencia.


Así que si piensas arrejuntarte pronto, se paciente si deja la pasta de dientes destapada, o si se la pasa pegada al internet, paciencia si no plancha la ropa o si se levanta muy tarde, recuerda que son 2 personas diferentes y están adaptándose a vivir en convivencia; ser paciente no quiere decir que tengas que aguantar todo con tal de no hacer olas, ser paciente es identificar que es lo que te molesta y por qué y sopesar si es algo tan importante; y si es así hablar en su momento en lugar de que las cosas se hagan grandes por una tontería.


No soy nadie para dar consejos, pero creo que muchas veces las personas asumen que casarse significa lo mismo para todos y no es así, así que piénsenlo bien y no lleguen con el camión de mudanza en la tercer cita.

Saludos ¡!

1 comentarios:

V dijo...

Ah!!! (suspiro)

Excelente post, la verdad es que cuando una se casa (o se arrejunta) las cosas cambian diametralmente y la relación como tal se ve envuelta en una serie de retos inesperados, aún así es bellísimo poder compartir la vida y sus tribulaciones con el ser amado.

Saludos y gracias por el post que realmente me ha puesto de buen humor.

Saludos

Sim Pets

Libro de visitas

tutts

add